Niño vs Niña, ¿cómo nos fue en Salto?

700

Al circunscribirnos  solamente a los fenómenos “Niño” o “Niña” queda en evidencia que hay otros “jugadores” en el tablero climático global, que al combinarse con aquellos pueden potenciar o atenuar sus efectos.

Los pronósticos de un niño fuerte o moderado despierta expectativas en general positivas para el país, porque los records de cosecha se dan en años niño. Pero también desata alarmas particulares. Hay quienes en esas campañas ven como sus campos se anegan en el momento de siembra o cuando el cultivo está para cosechar.

¿Pero siempre es así? En un repaso de los últimos 35 años nos encontramos con campañas y años calendarios niños, y lo mismo ocurre con años niña. ¿Esos fenómenos de escala mundial, cómo se reflejaron en nuestra pequeña geografía?

Vamos a repasar los seis principales (no los únicos) eventos niños de esta serie de años.

Hay dos que sobresalen del resto, el mayor, en 1997/98 y el de 1983. Los otros cuatro, de menor intensidad que los nombrados, pero importantes también, fueron los del 91/92 (tristemente recordado en Salto por la cantidad e intensidad de tormentas graniceras), el de 2002/2003, la campaña 1986/87 que terminó con media provincia de Buenos Aires bajo el agua, y el más reciente 2009/10 que provocó en diciembre de 2009 importantes desbordes del Río Salto.

En cuanto a los principales eventos niña en  estos últimos 35 años, el más severo fue el del 88/89, seguidos por el 07/08 y 08/09. Aquí sufrimos la descomunal sequía del 2008/09 y también es recordada por pérdidas impresionantes la de 1988/89. No así en 2007/08 el cual fue un buen año en lo que refiere a volumen de cosecha.

En cuarto lugar aparece la niña de 1999/2000, que aquí pegó durísimo. Además en esa campaña, ocurrieron las heladas más fuertes que recuerde en octubre. Una seguidilla de tres heladas, el 1, 2 y 3 de octubre prácticamente aniquilaron a maíces emergidos que se cultivaban aún en forma convencional. No así a los de siembra directa, que sobrevivieron al fenómeno. Este hecho por sí solo será motivo de otra columna más adelante.

Y podemos citar otros tres eventos niña moderados como lo fueron los del 2010/11, el de 2011/2012 y el de 1984/85.

Haremos una comparativa de las lluvias de Septiembre a Febrero,período en que estos fenómenos se manifiestan en forma más importante, y evaluarlos con el promedio para ese lapso.

En una serie de 64 campañas, arrancando de 1951/52 el promedio de lluvias para el período septiembre febrero en Salto es de 645 mm.

AÑOS/CAMPAÑAS NIÑO

campaña mm vs prom. Intensidad
2009-10 1138 76% moderado
1983-84 890 38% fuerte
1986-87 832 29% moderado
1997-98 807 25% fuerte
1991-92 782 21% moderado
2002-03 763 18% moderado

AÑOS/CAMPAÑAS NIÑA

campaña mm vs prom. Intensidad
2010-11 406 -37% moderado
1988-89 425 -34% fuerte
1999-00 441 -32% moderado
2008-09 469 -27% moderado
2011-12 525 -19% moderado
1984-85 590 -9% moderado
2007-08 642 -0,5% moderado

Como se ve, un evento fuerte global no siempre se traduce aquí de la misma forma, tanto en niño, como en niña.

Sí es claro que en los años niño las anomalías respecto al promedio son positivas, y en los años niña, son negativas, salvo la 2007/08 que fue prácticamente similar al promedio.

Compartir

No hay comentarios