Poco verde…

717

Desde ya que las razones de esta escasez de cubierta verde al final del invierno tiene sus raíces en causas económicas financieras.

Pero será necesario replantear el escenario invernal de nuestros suelos.

La exposición a lluvias excesivas como las de este invierno, con escasas coberturas de rastrojos protegiendo el suelo, nos ha hecho retroceder varios casilleros en la conservación del recurso.

La aparición de malezas resistentes a glifosato ha potenciado el problema. El suelo ni siquiera se cubre de malezas, como ocurría hace seis o siete años. El desarrollo de algunas malezas resistentes en invierno, caso Conyza (rama negra), si no se hacen aplicaciones en invierno,  puede volverla incontrolable entrada la primavera. Se suman también Viola sp. Raigras RR, etc. Este manejo por diferentes razones económicas y agronómicas ha derivado en suelos sin cobertura verde durante siete de los doce meses del año.

La disminución del stock ganadero en nuestra región, algo que data de muchos años y con profundización en los últimos diez, también suma al amarronamiento de los campos.

Pero esto no es gratis para los suelos, el aumento de lluvias en los últimos años, estamos en 5200 mm en los últimos 48 meses, han generado cárcavas y barrido de rastrojos como los que veíamos a principios de los 90, cuando la siembra directa era incipiente.

Uno de los principios de la siembra directa, la acumulación de rastrojos en superficie, para evitar la erosión hídrica y aumentar el contenido de carbono del suelo, está lejísimos de cumplirse.

El hecho que lluvias que en los últimos años promedian los 1300 mm anuales, y un consumo de 500 mm por los cultivos que se realizan, habla por sí solo de un sobrante hídrico que genera caos en la estructura de los suelos más productivos.

Desde nuestra profesión de ingenieros agrónomos nos compete encontrar alternativas que puedan ser viables para lograr coberturas que ayuden a cuidar el recurso vital, y lentamente recuperarlo, algo que hasta hace unos 10 años, en cierta medida, veníamos logrando.

La vuelta a los abonos verdes puede ser una alternativa muy interesante. En breve tiempo abordaremos este tema, y quizás con ellos y los cultivos de invierno, la foto de 2016 será distinta.

Compartir

No hay comentarios