Noviembre, «el inestable»

826

Hace unas semanas atrás publicamos sobre nuestro pasillo de los tornados.

Y si bien en ese momento hicimos mayor hincapié sobre la región, también mencionamos la distribución de dichos eventos. Enero con el 19 % del total de recurrencia se lleva el primer puesto, y segundo aparece noviembre con el 16% de los casos de tornados en Argentina.

Noviembre es inestable por naturaleza, la definitiva instalación del aire cálido en el preludio del verano, “lucha” por desplazar los remanentes fríos que aún quedan de la primavera (y este año no parecen menores esos saldos de aire frío).

El choque de esas masas de diferentes temperaturas muy a menudo provoca inestabilidad y severidad. Esa severidad puede traducirse en viento, granizo y  lluvias torrenciales, en general en cortos lapsos de tiempo.

lluvias noviembre

En un repaso por la historia de las lluvias en noviembre, su promedio dice poco de su comportamiento. Los 116 mm de media de los últimos 64 años no parecen tener un hilo conductor con la realidad. En el gráfico podemos observar que 14 años llovieron entre 141 y 175 mm, y 12 años entre 75 y 105. La barra que incluye al promedio es de 10 años. Esa dispersión hace de noviembre un mes poco predecible, aún en años Niño como este.

También es un mes que suele marcar comportamientos claramente diferenciados entre sus dos quincenas. En esta inicial parece que habrá una tormenta, que sería la próxima semana, pero no se vislumbra una sucesión de entrada frentes como en octubre. La segunda quincena de noviembre aún representa una incógnita para nuestra región. Con el paso de los días empezaremos a ver si la segunda parte del mes nos depara alguna “sorpresa”

Compartir

No hay comentarios