Heladas… ¿Son todas iguales?

7585

En la última semana de abril llegaron las primeras heladas a nuestra zona. La fecha es absolutamente normal, ya que en la serie estadística del INTA Pergamino (de 1950 a la actualidad), el 21 de abril es la fecha promedio para la primera helada.

Quizás surja el interrogante ¿Cómo es que heló y la temperatura no llegó a 0° C?

Según la temperatura mínima alcanzada las heladas pueden dividirse en Meteorológicas o agrometeorológicas (agronómicas).

Las heladas meteorológicas, “son aquellas temperaturas de 0º C o inferiores, que se producen en la casilla meteorológica, a un metro y medio de altura”, son estandarizadas internacionalmente ya que poseen los mismos parámetros en cuanto al lugar de medición. En tanto que las heladas agronómicas “se miden a la intemperie, sobre la superficie del suelo o del césped”. Si medimos en el mismo momento la temperatura a 1.50 m en una casilla meteorológica y a la intemperie, ésta puede variar 1,5ºC y o 1,6ºC menos en el segundo caso. Si las mediciones se realizan en casilla y sobre la superficie del suelo la diferencia entre ambas puede ser de hasta 3ºC menos en el suelo respecto de la casilla. Por lo tanto, podemos deducir que siempre que se produzca una helada meteorológica (en casilla) se producirá una helada agronómica, no así necesariamente a la inversa.

Se considera que hay una helada agrometeorológica cuando la temperatura a 1.5 m de altura (medida en abrigo meteorológico) es de 3° C o menos.

En la semana que pasó no tuvimos heladas meteorológicas, las mismas fueron agrometeorológicas.

También en el campo siempre se ha hablado y discutido de heladas blancas y heladas negras… ¿Cuál es la diferencia? Aquí no sólo juega la temperatura, sino también el tenor de la humedad ambiente. Si el contenido de humedad atmosférica es tal que a medida que se reducen las temperaturas se alcanza el nivel de condensación (temperatura del punto de rocío), comenzará a producirse una condensación sobre las plantas y objetos situados sobre la superficie. Si la temperatura desciende por debajo de cero, el rocío depositado pasa a formar cristales de hielo y da lugar a la escarcha, produciéndose lo que se denomina helada blanca. Si la humedad atmosférica es baja, el punto de rocío puede hallarse por debajo de 0 ° C, por lo que aunque se alcancen temperaturas negativas no se produce la condensación. Este tipo de helada se conoce como helada negra, puesto que los vegetales afectados muestran un ennegrecimiento de los órganos afectados.

Compartir

No hay comentarios