Lo que nos debe el año…

820

180 mm es el retraso de lluvias de los últimos 12 meses. Del 3 de octubre de 2015 al 2 de octubre de 2016 falta a nuestra media anual de precipitaciones esa capa de 18 centímetros de agua. Después del desastre de agosto de 2015, las lluvias lentamente comenzaron a retirarse. Un retiro del cual no nos dimos cuenta por los excesos que dejaban casi cuatro años de lluvias en abundancia. La campaña agrícola se dirigía a un fracaso, no espectacular, pero fracaso al fin, cuando las lluvias iniciaron el 6 de febrero una recomposición de la crítica situación. Esas precipitaciones en algunos casos llegaron tarde y en otros a tiempo.

El otro mes que tuvo abundancia fue abril. Estuvo lejos de batir récords pero sus casi 200 mm duplicaron la media de ese mes y complicó los trabajos de cosecha. El río creció, pero no a niveles preocupantes. Luego con el frío, solo hubo un pequeño período de lluvias acontecido en las primeras semanas de julio. Tuvimos mal tiempo durante varios días, pero no se tradujo en gran cantidad de agua caída. Agosto prácticamente no dejó nada, mientras que septiembre alivió, pero debajo de su media.  La última oportunidad de equilibrar “cuentas” es el bimestre octubre-noviembre. Luego el calor demandará más de lo que se entregue.

El pronóstico se muestra favorable. En 65 años este mes ha promediado 119 mm, y es el cuarto mes en la escala de lluvias en nuestra región. Los tres primeros son marzo, enero y febrero. Pero en los últimos 10 años, mientras algunos meses han retrocedido en sus promedios, octubre subió el suyo a 140 mm, constituyéndose en ese período en el segundo mes más lluvioso detrás de febrero (160 mm). Este octubre deberá parecerse más al de la última década que al histórico. De los 180 que “faltan” en los últimos 12 meses, buena parte de la “deuda” se generó entre mayo y septiembre.

my-sp

Los cinco meses previos a octubre promedian 247 mm, pero este año apenas dejaron 159. Eso se traduce en perfiles de suelo con escasa humedad.

Octubre y noviembre son los dos meses que pueden tener saldo favorable entre ingresos y egresos hídricos. Es el bimestre donde se debe recuperar el atraso y dejar saldo favorable para los tres cálidos meses del verano.

bim-oct-nov

Mientras el octubre de 2015 era anunciado como apocalíptico con cifras que rondaban los 600 mm en el mes, y finalmente llovieron 144 mm (promedio de los últimos 10 años), el de 2016 aparece más modesto en sus predicciones. ¿Podrán recuperarse parte de esos 180 mm en los próximos 60 días? Todo lo que llueva por encima de 236 mm en este período serán mm recuperados. Por el contrario, si la suma no llega siquiera a 236 habremos agregado un valor negativo más fuerte para el inicio de diciembre.

Compartir

No hay comentarios