2018: calor, frío, temporales y el «nuevo» río

2605

2018 fue un año con extremos meteorológicos que quizás con el paso de los años no nos sean fáciles de advertir. Las lluvias fueron un 9% encima de la media, un valor poco llamativo desde el punto de vista estadístico. Pero en al año que recién termina tuvimos excesos como la sequía extremas del verano y concentración de lluvias en temporales muy intensos.

La gran sequía provocó máximas en las temperaturas como las de principio de febrero y tuvimos tres meses de invierno realmente muy fríos. Entre ambos períodos dejaron a 2018 como más cálido que 2016 pero más frío que 2017,  aunque sus extremos superaron a los años anteriores.

Algunos datos que nos dejó 2018:

La temperatura máxima: 39.1º el 8/2.

La temperatura mínima -4.7º el 24/6, en el área rural bajó hasta -5.8º.

La semana más cálida fue del 2 al 8 de febrero: 27.8 grados de promedio.

La más fría del 12 al 18 de junio con 7.4 grados de promedio.

Tuvimos 11 días con temperaturas de cero o bajo cero. En 2017 fueron 5, y en 2016 se registraron 8 días con esas temperaturas.

Llovieron 1176 mm (100 más que el promedio).

Tuvimos tres temporales importantes. El primero de ellos del 20 de abril al 11 de mayo, llovieron 325 mm. El segundo del 10 al 17 de noviembre con precipitaciones de 116 mm (el dato es para Salto, pero en Arroyo Dulce las mismas llegaron a 260 mm). El tercero fue en diciembre, del 11 al 14, y llovieron 130 mm.

En esos tres períodos que suman 32 días llovieron 569 mm, (el 48% del total del año).

El río estrenó con éxito su “nuevo comportamiento” por las obras realizadas y no tuvimos desbordes que provocasen los desastres como los ocurridos en 2015, 2016 y 2017.

El 12 de mayo, luego de finalizado el primer temporal mencionado, el río llegó a 6.02 metros y fue su marca máxima para 2018.

Compartir

No hay comentarios